Despido por vías de hecho ejercidas por el trabajador en contra del empleador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la misma empresa (parte 6)

Art. 160. El contrato de trabajo termina sin derecho a indemnización alguna cuando el empleador le ponga término invocando una o más de las siguientes causales:

1.- Alguna de las conductas indebidas de carácter grave, debidamente comprobadas, que a continuación se señalan:

  1. c) vías de hecho ejercidas por el trabajador en contra del empleador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la misma empresa”

En efecto, el demandante no relata en su demanda las circunstancias en que se procedió a su despido. Simplemente alega que ha visto afectada su honra y su dignidad con el despido, pero nada dice de la agresión que este cometió en contra de otro trabajador que se desempeñaba en las mismas dependencias, y el cual quedó con evidentes consecuencias físicas y sicológicas producto de la vis impulsada por demandante.
Tal situación se configura plenamente , toda vez que como señala la doctrina que esta causal tiene como En “garantizar el respeto mutuo y al disciplina que toda empresa, establecimiento o centro de trabajo debe existir entre los diversos dependientes que en ella laboran’

Así también lo ha entendido la propia jurisprudencia, que es absolutamente conteste en este tema:

En efecto, la Corte Suprema ha señalado permanentemente que “acreditado que el trabajador participó en un incidente con un compañero de labores con el cual se dio de golpes, es indudable que la conducta por el observada es configurativa de causal de terminación de contrato, sin que altere esta conclusión, la circunstancia que la parte empleadora no despidiere también al otro trabajador, ya que es libre para adoptar o no esta determinación” (Sent 15.09.75 Rec.N” 3425) También ha resuelto que “No es necesaria la existencia de perjuicios económicos para la industria para calificar de grave el incidente y sancionar a quienes intervienen en él. Este tipo de conducta se ve agravada si ella provoca una paralización de las labores de la empresa, afectando la producción de la misma- Corte Santiago 28.03.96 Rol 4291-95)

Finalmente en reciente fallo del año 2009, la Corte de Apelaciones de Valdivia examinó la causal invocada señalando que “resulta justificado el despido si el trabajador agrede a compañero durante la jornada del trabajo .” (17.04.2009, Rol N’ 18-2009) en especial su considerando 6″ que señala: “El texto legislativo en que la demandada amparó su despido, se limita a precisar en contra de quién deben dirigirse las vías de hecho para hacer procedente el despido; del empleador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la misma empresa, de modo pues, que el marco espacial no resulta determinante para los efectos de juzgar la justificación de un despido; la circunstancia verdaderamente trascendente para los efectos de esa calificación es a la luz de la doctrina y jurisprudencia señalada, se puede evidenciar que claramente los hechos objetos de los presentes autos configuran la causal de despido, del articulo 160 Nº 2 Letra c) ya que la agresión se ha cometido en el lugar de trabajo, en contra de otro trabajador y ha sido de gravedad toda vez que no solamente se interrumpió la jornada habitual de atención de público en la sucursal de Correos de Chile, si no que ha generado lesiones de consideración en el trabajador agredido quien incluso debió tomar una licencia de 5 días para recuperarse de la conmoción física y síquica producida.